Bishop McClory's Letter Regarding Reopening

Next week we will begin gradually reopening the public celebration of the Mass on a limited basis. I write today to give you some details and prepare you for our next steps. Find out more...


OFFICE OF THE BISHOP

Dear Brothers and Sisters,

Next week we will begin gradually reopening the public celebration of the Mass on a limited basis. I write today to give you some details and prepare you for our next steps. 

We all long to be together at Mass to receive our Lord in the Eucharist. However, we need to get this right, not rushed. For this next phase, there will be limited, predetermined attendance, social distancing, and other gathering precautions. We will all need to be patient and understanding as we adjust to these safety parameters. Charity requires that we remain committed to the protection of vulnerable persons and the whole community. 

When may public Masses resume? Each parish is unique and needs time to plan to ensure that they are complying with various safety guidelines. Parishes should not reopen until they are ready. Parishes are encouraged to continue live streamed Masses during this time.

  • May 11 through May 15 -- parishes may begin opening Masses to no more than ten predetermined members of the faithful. 

  • May 16 through at least May 31-- parishes may begin opening Masses to a larger - but still very limited - number of predetermined participants. 

Who may attend Mass? At least through the month of May, Mass attendance will be predetermined. No Masses are open to walk-in attendance. Each parish will adopt some system to manage this in the context of their local situation, which could involve invitations, reservations, and possibly tickets or attendance lists. Even if a Mass time is posted, please, do not show up at a Mass unless you are previously assured by the parish that you may attend that specific Mass.

Why are we limiting Masses to predetermined participants?  The required social distancing means churches have a very limited seating capacity for each Mass. To avoid turning people away at the door, parishes will need to be specific in letting parishioners know in advance who may attend Mass. Please be patient and understanding as our parish leaders organize this process for you. 

Who will be among the first to participate in these Masses during May? Members of the parish liturgy teams who need practice in implementing various protocols may be invited to attend Mass before others are invited to attend. Adults who were to be baptized at the Easter Vigil and first communicants are examples of special groups that may be invited to attend one of the limited capacity Masses.

Who should refrain from attending Mass?  Those who feel sick, are vulnerable or at-risk with underlying medical conditions. In Indiana, until at least May 24, those over 65 years of age are asked to continue to shelter at home. Until August 15, all members of the faithful continue to be dispensed from the obligation to attend Sunday Mass (while we must all keep holy the Lord’s Day). Those not attending Mass are encouraged to participate in one of the many live streamed Sunday Masses.

What will be different when we come to Mass? Social distancing means we will be sitting apart from each other. Members of the same household may sit together, but apart from others. All attendees, out of concern for the health of all, will wear face masks, except when receiving communion.  

Some things will likely be missing: fewer entryways open, no passing of the collection basket (leave your donations at designated location in the church or give online), no offertory procession, hymnals and missalettes removed from the pews, holy water removed from the stoups or baptismal fonts, no physical contact during the sign of peace (or holding hands at the Our Father), no distribution of the Precious Blood, and no social gatherings after Mass.

What will remain the same, or better, who will remain the same?  “Jesus Christ is the same yesterday, today, and forever.” (Heb 13:11) As the world seems turned upside down, Jesus is still with us. As our public celebration of the Mass has limitations, there is no limit on the love of Jesus and the power of the Eucharist. As the body of Christ may be separated physically, we remain spiritually united in Jesus.

On a more personal note, I certainly miss being physically present will all of you, my flock. You welcomed me so lovingly on February 11 and I launched a time of extensive welcome events throughout the diocese. A month later, things changed suddenly. What has not changed is that so many of you have continued to reach out and offer your support and prayers. Thank you for that support and know of my love and prayers for you.

Our Lady of Lourdes, pray for us.

Jesus, I trust in you…

Your Servant,

The Most Reverend Robert J. McClory

Bishop of Gary

Queridos Hermanos y Hermanas:

La próxima semana comenzaremos a reabrir gradualmente la celebración pública de la Misa de forma limitada. Les escribo hoy para darles algunos detalles y prepararlos para nuestros próximos pasos.

Todos anhelamos estar juntos en la Misa para recibir a nuestro Señor en la Eucaristía. Sin embargo, tenemos que hacer esto bien, sin apresurarnos. Para esta próxima fase, habrá asistencia limitada y predeterminada, distanciamiento social y otras precauciones para nuestras reuniones. Todos necesitaremos ser pacientes y comprensivos mientras nos ajustamos a estas medidas de seguridad. La caridad requiere que sigamos comprometidos con la protección de las personas vulnerables y de toda la comunidad.

¿Cuándo se reanudarán las Misas públicas? Cada parroquia es única y necesita tiempo para planificar para asegurarse de cumplir con las varias reglas de seguridad. Las parroquias no deben volver a abrirse hasta que estén listas. Se anima a las parroquias a continuar transmitiendo las Misas en vivo por las redes sociales durante este tiempo.

  • 11 de mayo al 15 de mayo: las parroquias pueden comenzar a abrir las Misas a no más de diez miembros predeterminados de los fieles.

  • 16 de mayo al menos al 31 de mayo: las parroquias pueden comenzar a abrir las Misas a un número mayor, pero aún muy limitado, de participantes predeterminados.

¿Quién puede asistir a Misa? Al menos hasta el mes de mayo, la asistencia a Misa será predeterminada. No habrá Misas abiertas para asistencia sin una cita previa. Cada parroquia adoptará algún sistema para manejar esto en el contexto de su situación local, lo que podría involucrar invitaciones, reservaciones y posiblemente boletos o listas de asistencia. Por favor tengan en cuanta que incluso si se publica un horario de Misa, por favor, no se presente a una Misa a menos que la parroquia le haya asegurado previamente que puede asistir a esa Misa específica.

¿Por qué estamos limitando Misas a participantes predeterminados? El distanciamiento social requerido significa que las iglesias tienen una capacidad de asientos muy limitada para cada Misa. Para evitar rechazar a las personas en la puerta, las parroquias deberán ser específicas para informar a los feligreses de antemano quién puede asistir a la Misa. Por favor, sean pacientes y comprensivos como nuestra parroquia y con los líderes que organizaran este proceso para ustedes.

¿Quién será uno de los primeros en participar en estas Misas durante mayo? Los miembros de los equipos de liturgia de la parroquia que necesitan práctica y entrenamiento en la implementación de varios protocolos pueden ser invitados a asistir a Misa antes de que otros sean invitados a asistir. Los adultos que debían ser bautizados en la Vigilia Pascual y los primeros comunicantes son ejemplos de grupos especiales que pueden ser invitados a asistir a una de las Misas de capacidad limitada.

¿Quién debería abstenerse de asistir a Misa? Aquellos que se sienten enfermos, que son vulnerables o están en riesgo o que tienen condiciones médicas serias. En Indiana, hasta al menos el 24 de mayo, se les pide a los mayores de 65 años que continúen resguardándose en sus hogares. Hasta el 15 de Agosto, todos los miembros de los fieles continúan siendo dispensados de la obligación de asistir a la Misa dominical (pero todos debemos santificar el Día del Señor). Se alienta a los que no asisten a Misa a participar en una de las muchas Misas dominicales en vivo a través de las redes sociales.

¿Qué será diferente cuando vengamos a Misa? El distanciamiento social significa que estaremos separados el uno del otro. Los miembros del mismo hogar pueden sentarse juntos, pero separados de los demás. Todos los asistentes, por seguridad y para proteger la salud de todos, usarán mascarillas, excepto cuando reciban la Sagrada Comunión.

Es probable que falten algunas cosas: habrá menos entradas, no se pasara la canasta de la colecta (por favor deje sus donaciones en el lugar designado de la iglesia o puede hacer su donación en línea), no habrá procesión de ofrendas, se retiran los libros de cantos y misalitos de las bancas, no habrá agua bendita de las pilas o fuentes bautismales, no habrá contacto físico durante el signo de la paz (no nos tomaremos de las manos durante el Padre Nuestro), no habrá distribución de la Preciosa Sangre de Cristo, ni tampoco reuniones sociales después de la Misa.

¿Qué seguirá siendo igual, o mejor, quién seguirá siendo el mismo? "Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre" (Heb. 13:11). Mientras el mundo parece que esta al revés, Jesús todavía está con nosotros. Aunque nuestra celebración pública de la Misa tiene limitaciones, no hay límite para el amor de Jesús y el poder de la Eucaristía. Aunque el cuerpo de Cristo puede estar separado físicamente, permanecemos espiritualmente unidos en Jesús.

En una nota más personal, ciertamente extraño estar físicamente presente con todos ustedes, mi rebaño. Ustedes me recibieron con tanto amor el 11 de Febrero y yo programe en un una extensa lista de eventos de bienvenida en toda la diócesis. Un mes después, las cosas cambiaron de repente. Lo que no ha cambiado es que muchos de ustedes han continuado extendiéndome y ofreciéndome su apoyo y oraciones. Gracias por ese apoyo y quiero que sepan de mi amor y oraciones por todos ustedes.

Nuestra Señora de Lourdes, ruega por nosotros.

Jesús, en ti confío...

Su Siervo,

El Reverendísimo Robert J. McClory

Obispo de Gary

18 views
St.Mary-Logo-Style_FINAL_WHT_REV00.png

St. Mary the Immaculate Conception

411 W. 11th. Street,

Michigan City, IN 46360
(219) 874-7231

Diocese of Gray Emblem.png

© 2020 St. Mary's The Immaculate Conception. Proudly created by Dave Raffin Creative Solutions